Alcachofa un Alimento Muy Especial Para el Buen Funcionamiento del Higado

Dentro de todas sus funciones del higado la más conocida es la de segregar bilis la cual es necesaria para todas las funciones digestivas.  Este produce alrededor de un litro de bilis diaria la cual almacena en la vesícula biliar.  

Esta es un reservorio de bilis que debe vaciarse en el momento oportuno durante cada proceso que realiza el hígado por ejemplo cuando pasan los alimentos que contienen grasas por nuestro duodeno.

alcachofa

La bilis debe ser repartida en dosis muy precisas durante cada proceso; por diferentes motivos como cálculos biliares, inflamación o bilis espesa la vesícula puede perder u ritmo natural y se producen trastornos como el de vesícula perezosa.

Tanto la alcahofa como la alcachofera son opciones naturales realmente útiles y adecuadas a la hora de cuidar el hígado y de depurarlo, una acción recomendada llevarla a cabo al menos una vez al año.

Esto es especialmente adecuado hacerlo cuando existe hígado graso (es decir, acumulación de grasa en el hígado que, aunque benigna, puede provocar un mal funcionamiento de este órgano tan importante, y causar cirrosis).

Además de ser útil tanto en el cuidado como en la depuración del hígado, es recomendable para personas con diabetes al ayudar a disminuir los niveles altos de azúcar en sangre.

También reduce niveles altos de colesterol y triglicéridos, a la vez que previene la arteriosclerosis y disminuye la presión arterial. Además, ayuda a eliminar toxinas y a depurar nuestro organismo en general.

te-de-alcachofa

Aunque puede ser consumida en deliciosas recetas, una opción adecuada es elaborar un delicioso té de alcachofa. Te explicamos los pasos e ingredientes necesarios.

Ingredientes para el té de alcachofa:

  • 1 cucharadita de hojas de alcachofera
  • 1 taza de agua

Pasos para preparar el té de alcachofa:

-Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua.

-Cuando entre en ebullición, añade la alcachofera y el diente de león, y deja hirviendo 3 minutos.

-Pasado este tiempo, apaga el fuego, tapa y deja en reposo 3 minutos.

-Finalmente cuela y bebe.

Puedes tomar 3 tazas al día de esta infusión, preferiblemente después de las comidas.